El dibujo arqueológico (I): cerámica.

El trabajo del arqueólogo, además del realizado en la excavación, cuenta con una serie de actividades llevadas a cabo en el laboratorio, en el que se efectúan tareas como inventariar, fotografiar, dibujar y vectorizar los materiales encontrados en el campo.

Actualmente, las labores de los miembros de Ilici, un proyecto arqueológico se centran en el laboratorio, en concreto en el dibujo arqueológico de los materiales hallados en la excavación de la natatio de las termas occidentales durante la 76º campaña de excavaciones de la L´Alcúdia, realizada en julio de 2014. Para este artículo vamos a centrarnos en el dibujo de materiales cerámicos.

Por la propia formación de los diferentes estratos- cada una de las capas en que se presentan divididos los sedimentos– y el paso del tiempo, es inusual extraer piezas cerámicas enteras, por lo que principalmente hallaremos piezas fragmentadas de las cuales normalmente escogeremos aquellas que cuenten con formas específicas para poder llevar a cabo su dibujo arqueológico.

El primer paso para dibujar cualquier fragmento cerámico es orientar la pieza  -colocar la pieza de la forma en la que se vería si estuviera completa y de pie- y para ello nos ayudaremos de una regla o de la propia mesa de trabajo donde la apoyaremos sobre su borde hasta que ningún haz de luz pase entre dicho fragmento y aquello sobre lo que se apoya.

Una vez orientada,  procederemos a sacar el diámetro de la boca o de la base para lo que usaremos un diametrón -plantilla con líneas concéntricas de diferentes diámetros hasta ver en cuál encaja- o colocaremos la pieza orientada sobre una hoja de papel, trazaremos su perfil exterior y con la ayuda de un compás conseguiremos el radio de la pieza que queremos dibujar.

Diametrón

Diametrón

Una vez obtenido el diámetro nos disponemos a dibujar el perfil de la pieza, para lo cual crearemos un eje en forma de T en el folio cuya línea superior medirá lo mismo que el diámetro que hemos obtenido anteriormente, dividiendo esta línea en dos y trazando la perpendicular hacia abajo.

Arriba: pie de rey o calibre.  Abajo: conformador o peine

Arriba: pie de rey o calibre.
Abajo: conformador o peine.

En la parte izquierda del eje dibujaremos el perfil completo de la pieza con la ayuda del pie de rey, la escuadra o cartabón y el conformador o peine, mientras que en la parte derecha dibujaremos la pieza según su aspecto exterior, incluyendo la decoración en caso de que la tenga o una foto de la misma que será insertada junto al dibujo.

En el margen izquierdo se dibuja el perfil de la pieza.

En el margen izquierdo se dibuja el perfil de la pieza.

Un paso muy importante, aunque parezca obvio, es colocar el nombre a la pieza, es decir, el número de siglado -código numérico correlativo que se le ha dado- ya que durante una excavación se genera un gran número de materiales, así como también el diámetro de la pieza que nos ayudará a la hora de digitalizarla.

Por último, sólo quedará vectorizar la pieza con ayuda de un ordenador y de algún programa que permita el dibujo como AutoCAD o CorelDRAW. En nuestro caso, una vez escaneado el dibujo, lo digitalizamos usando CorelDRAW para después montar las láminas de los materiales excavados en la natatio.

En el margen derecho se dibujará su aspecto exterior.

En el margen derecho se dibujará su aspecto exterior.

No sólo aparecerán fragmentos cerámicos en una excavación, sino que también otros materiales como estuco, tégulas, ímbrices, ladrillos, sílex, metales, pesas de telar, huesos trabajados como agujas de pelo, dados, o adornos como cuentas de collar, etc., que también son susceptibles de ser dibujados.

Toda esta información es la que deberéis tener en cuenta a la hora de leer el dibujo cerámico arqueológico, bien en el catálogo de un museo o en cualquier publicación que consultéis. Si queréis saber más sobre las prácticas habituales de un arqueólogo, ¡estad pendientes de nuestro blog! ¡Seguiremos publicando!

Autor| Estefanía Moreno

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Dibujo arqueológico, Inicio, Laboratorio y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El dibujo arqueológico (I): cerámica.

  1. Pingback: II Curso Práctico de Arqueología 2015 de la Fundación Universitaria L’Alcúdia | Ilici, un proyecto arqueológico

  2. Pingback: Colaboradores en prácticas | Ilici, un proyecto arqueológico

  3. Pingback: 2º Curso Práctico de Arqueología en Ilici, ¡bienvenidos! | Ilici, un proyecto arqueológico

  4. Omar dijo:

    hola quisiera saber sobre el aparato conformador o peine , donde puedo conseguirlo y cuanto cuesta, espero su respuesta gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s