Inscripción en honor a Tito Statilio Tauro. Testimonio de una fundación

La fundación imperial de la Colonia Iulia Ilici Augusta es uno de los hitos de mayor representatividad en la historia del desarrollo de Ilici. A partir de este momento se iniciará la etapa de mayor esplendor de la ciudad en época romana, de la que contamos con un testimonio inigualable, como es la inscripción dedicada a Statilio Tauro, patrono de la colonia, que se constituye, por tanto, como una pieza de elevado valor histórico y que, por diversas vicisitudes, ha caído en el olvido.

      En el mundo de la arqueología romana la epigrafia constituye una muy valiosa fuente de información, tanto por lo explícito que puede resultar su contenido, como por la abundancia de este tipo de piezas en los yacimientos arqueológicos que han tenido ocupación romana. Esto es atribuible al protagonismo que la escritura de carácter público y monumental tenía en la sociedad romana, tanto en ámbitos civiles y políticos, como funerarios.

        En este artículo nos centraremos en una de las evidencias epigráficas de mayor valor que las tierras de “la loma” de La Alcudia han ofrecido a lo largo de los siglos. Esta se constituye como un pedestal tallado sobre una pieza prismática de piedra calcárea con unas dimensiones de 0,90 m de altura y 0,60 m de anchura. Muy probablemente se encontraría ubicada en el foro ocupando un sitio de relevancia. El verdadero interés de la pieza lo despierta la siguiente inscripción labrada sobre una de sus caras (seguida de una línea ininteligible y casi imperceptible a día de hoy):

T(ito) Statilio/ Tauro IMP (eratori)

III co(n)s(uli) II/ patrono

inscripciónilici

Vista frontal de la pieza en la que puede observarse la inscripción. Fuente: Cátedra Pedro Ibarra

     El texto nos está hablando de Tito Statilio Tauro, aclamado tres veces como imperator y dos veces como cónsul, así como patrono. Este personaje tuvo una gran importancia en los albores del Imperio Romano, siendo una figura muy cercana al emperador Octavio Augusto, tomando parte con éxito en varios conflictos de gran representatividad en estos momentos, como fueron las Guerras Cántabras (29 a.C.), lo que le llevó a ejercer el cargo de Procónsul de la Hispania Citerior, es decir, la mayor autoridad política por debajo del emperador en este territorio.

¿Pero que tiene que ver este personaje histórico con la ciudad de Elche y su pasado?

    Según este testimonio epigráfico, Tito Statilio Tauro sería el patrono de la refundación colonial de Ilici en el 26 a.C., es decir, la persona encargada de organizar el entramado administrativo y de establecer las directrices del nuevo poblamiento realizando, por ejemplo, el reparto de tierras a los nuevos colonos. Esta refundación quedaría encuadrada en el plan preestablecido de regeneración de algunas de las ciudades de la Península Ibérica, motivado por la llegada del Imperio y de Augusto al poder, con el fin de adaptar los núcleos poblacionales a las necesidades materiales e ideológicas del nuevo status quo.

      Dentro de este proceso aparecerá la Colonia Iulia Ilici Augusta que se constituiría como una entidad de relevancia dentro del mapa administrativo del Imperio. Esta pieza daría una clara muestra de ello, dado que un personaje como Statilio Tauro, que junto a Agrippa y el propio Augusto representa uno de los pilares de esta nueva época política, evidencia la importancia que desde el poder se da a esta refundación. No debemos olvidar que este hito constituirá el inicio de la etapa de mayor esplendor de Ilici bajo dominio romano.

inscripciónilicielche

Foto de situación de la pieza en su ubicación actual

       Como el lector ya habrá podido observar, nos encontramos ante una muy importante evidencia arqueológica del pasado de la ciudad de Elche y, más concretamente, de su origen dentro del Imperio Romano. Por ello, resulta totalmente comprensible el gran valor que representa para el mundo académico y el elevado interés que puede despertar en todo aquel que tenga curiosidad acerca de los orígenes de la ciudad de Elche en las tierras de La Alcudia. Por tanto, el valor que entraña esta pieza nos puede llevar a pensar que se encontrará en un emplazamiento adecuado a sus características. Pero ¿han leído alguna noticia sobre esta pieza?, ¿aparece en el catálogo del MAHE o en el yacimiento de La Alcudia?

       La respuesta a ambas preguntas es no. La divulgación que se ha dado a la pieza a lo largo de los años ha sido prácticamente nula, de ahí que gran número de habitantes de Elche o turistas que pasan ante ella, ni siquiera adviertan su presencia. Esto llama mucho la atención dado que la ubicación actual de la pieza es la fachada principal del Ayuntamiento de la ciudad de Elche, por donde transitan diariamente miles de personas. Esta ubicación le fue dada -según Cristóbal Sanz- en el s. XVII tras haber sido extraída de La Alcudia, sirviendo en estas centurias como elemento justificador de la presencia de Ilici en las tierras de La Alcudia.

        ¿Qué les parece este emplazamiento? Cualquiera podría llegar a pensar que resulta a todas luces inapropiado, teniendo en cuenta que aquí queda expuesta al agua, al viento y sobre todo a la polución, elementos que favorecen y aceleran el proceso de deterioro de la pieza. De hecho, importantes expertos relacionados con estos temas ya han advertido, en reiteradas ocasiones, el penoso estado en que se encuentra. Además, cualquiera que se acerque a la pieza sin tener una mirada formada en la materia podrá observar esto sin ninguna dificultad.

        Por ello, llevar a cabo cualquier actuación que pudiese mejorar las condiciones de conservación en que se encuentra, ya sea mediante su desplazamiento a un museo o a través de la adaptación del emplazamiento actual a unas mínimas medidas de conservación, debería ser un proyecto muy a tener en cuenta si no queremos acabar perdiendo para siempre una pieza tan relevante del pasado de Elche.

inscripción ilici fachada

Foto actual de la pieza en la que puede observarse su avanzado estado de deterioro

       Pero la conservación del material no debería ser la única perspectiva a tener en cuenta, pues ¿de que sirve que algo exista si no se conoce? Darlo a conocer al gran público y divulgar la información que entraña, resultaría una actuación de gran interés que podría resolverse simplemente con la instalación de un cartel informativo.

         En conclusión, nos encontramos ante un elemento cuyas condiciones serían dignas de atención si no queremos perder una pieza muy relevante de la historia de Elche que constituye y ha constituido durante largo tiempo un testimonio inigualable para la investigación de la historia antigua en el sureste peninsular.

         Es derecho, pero también deber de todo ciudadano, conocer, valorar y proteger para las generaciones venideras las obras del pasado, y pedir a los poderes públicos su conservación y salvaguarda. Es un privilegio para Elche haber tenido el máximo rango administrativo en Roma como colonia inmune, como reza en su escudo, y también lo fue que el propio Augusto eligiera a su hombre de confianza para dirigir su destino. Démosles ya a las nobles piedras que certifican esto el cuidado y atención que merecen.

Autor| Pedro Ramón Baraza

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inicio, Pieza del mes y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s